News

Sondeo antropológico Tribus Urbanas
Publicado el Mon 12 Aug, 2013
por Andrés Claudio, presidente Grey Puerto Rico

Aprovechando la coyuntura que nos brindan los resultados obtenidos en el estudio antropológico de las “Tribus Urbanas” presentando por el SME durante el mes de septiembre, vale la pena compartir algunos resultados y posibles tendencias.  Analizar los perfiles de los consumidores puertorriqueños a raíz de sus comportamientos, estilos de vida, percepciones y nivel socioeconómico trae consigo cierto grado de apabullante pronóstico.  El mejor punto de partida está en las diferencias que marcan los perfiles de tres clases sociales, vistas a la luz de este sondeo antropológico.

La típica Clase Alta consume la mayoría de las mismas marcas que el resto de la población, con algunas excepciones como lo reflejan los autos de lujo, los viajes al exterior y ciertos productos “premiums” como los jugos naturales. Ciertamente la mayor diferencia estriba en sus propiedades principales y la cantidad de comodidades que es de esperar se encuentre en este nivel. Los hogares de Clase Alta demuestran un incremento sustancial de habitaciones, comodidades adicionales como el “Family”, terraza, piscina, y artículos o enseres que proveen una mejor experiencia doméstica como lo son lava platos, vineras y aires acondicionados.

La Clase Media refleja lo que tanto se comenta en diversos foros, un segmento exprimido, con grandes retos y muchas privaciones. Sin embargo, los enmarca una gran diversidad de estilos de vida y  profesiones.  Habría que concluir que muchos de los que se consideran parte de la Clase Media, son en realidad parte de la Clase Baja, dada su cantidad de compromisos y deudas.  Ciertamente tienen mucho en común con el segmento Bajo en cuanto a consumo de marcas principales, pero la mayor diferencia estriba en la educación, lo que les permite tener mayor oportunidad de evolucionar o crecer económicamente.

 

¿Qué se puede proyectar a la luz de este resumen? El mercadeo de nichos llegó para quedarse y plantea la necesidad de que los profesionales de las ventas y el mercadeo  afinen sus oídos y aprendan a escuchar, palpar y comprender cómo los consumidores evolucionan, y cómo las percepciones muchas veces no son la realidad que se espera ver en la calle. 

NUESTROS PATROCINADORES


Sitemap