Contenido

LOS SECRETOS DE LOS VENDEDORES FELICES
Colaboración para SME en la Semana del Profesional de Ventas
Publicado el Tue 16 Feb, 2021
por Lily García, motivadora y coach profesional certificada

Vender en tiempos de crisis no es fácil.  Si bien es cierto que en el caso de esta pandemia hay fuerzas de venta que han crecido y florecido, gracias a que sus empresas proveen servicios que se han tornado necesarios en estos momentos, eso no quiere decir que la presión no sea más fuerte. Y con esta presión llegan el estrés, la ansiedad, la incertidumbre y todas las emociones que la acompañan.  

Cuando todo esto explotó hace un año podíamos decir que, por lo menos, estábamos todos en el mismo bote.  Pronto nos dimos cuenta de que no era cierto.  Tuvimos que aceptar que estamos pasando por la misma tormenta, pero en botes diferentes.  No es el mismo bote el de aquel que carga con grandes responsabilidades familiares, que el de aquel que no las tiene.  No es el mismo bote el de aquel a quien se le hace fácil adaptarse a las circunstancias y manejar el cambio que el de quien resiste los cambios aun cuando puedan ser positivos.  No es el mismo bote el de quien hoy tiene trabajo versus el que lo ha perdido. 

Si hoy tienes trabajo, tienes mucho que agradecer y que apreciar.  Eso no quiere decir que en el proceso no haya momentos difíciles.  Aprovecho para compartir con ustedes varias herramientas que pueden ayudarlos a continuar dando el máximo y, a la misma vez, ser más felices haciendo lo que hacen:   

Respira y vive en el presente

        Es inevitable pensar en el futuro, en alcanzar metas o lograr cumplir con cuotas.  Pero la ansiedad es hija de estar en el pasado o en el futuro.  Aprender a vivir en “mindfulness” o en presencia del momento nos ayuda a mantener la mente más clara y a manejar mejor nuestras emociones porque las podemos reconocer cuando surgen.  Esto es algo que se practica y se puede lograr.  Comienza tomándote varios minutos en diferentes momentos del día para concentrarte en tu respiración y permanecer en silencio. 

Conéctate con tu propósito

       ¿Cuál es el propósito detrás de tu trabajo?  Todos nuestros trabajos son vehículos de prosperidad porque a través de ellos ganamos el dinero que necesitamos para crear la vida que soñamos.  Pero para que ese propósito se sostenga en momento de crisis debe haber algo más.  Tal vez lo que vendes u ofreces mejora la calidad de vida de otros y por ahí te conectas.  Tal vez te gusta porque conoces gente nueva todo el tiempo.  O tal vez es algo que sabes que no quisieras hacer el resto de tu vida, pero ahora estás aprendiendo cosas que están aportando a que te conviertas en un mejor profesional.  Cualquiera que sea tu propósito, identifícalo y conéctate con él cuando el estrés amenace con arroparte.  

- Celebra tus logros y los de los demás

        En vez de estar preocupándote por lo que no se logró o lo que pudiste haber hecho mejor, aprende a celebrar lo que sí logres; por más pequeño que te parezca.   Los expertos en comportamiento humano coinciden en que las crisis, ya sean personales o colectivas como la que estamos viviendo, no son momentos para exigirnos más de lo que podemos dar.  Podemos seguir siendo excelentes profesionales, padres, esposos e hijos, pero a la misma vez dándonos el espacio para entender que lo que se quedó, se quedó, y mañana será otro día. Y validando y celebrando los logros de otros cultivamos el sentido de equipo y evitamos caer en la envidia, desarrollando así un verdadero espíritu de colaboración.

- Crea relaciones significativas con tus clientes

          Todo el que tenga muchos años de experiencia en ventas sabe que en ocasiones los clientes se convierten en familia.  Procura que esas personas no sean para ti signos de dólares, sino oportunidades para afianzar lazos que pueden ser más fuertes que simples relaciones de trabajo.  Cuando tus clientes significan algo para ti, te transformas en una persona más ética y flexible; además de disfrutarte más lo que haces.  Si bien existen áreas en las que la línea entre lo personal y lo profesional debe estar bien clara, lo cierto es que todo en la vida es personal. 

Continuamos creciendo como individuos y como profesionales, un día a la vez, buscando transformar las crisis en oportunidades de fortaleza y de mayor inteligencia emocional. 

Lily García es Coach de empoderamiento personal certificada/ Tanatóloga/Conferenciante motivacional/Escritora/Locutora. Visita su página en www.lilygarcia.net

NUESTROS PATROCINADORES


Sitemap