Press Release

Radiografía del Consumidor revela un resurgir del supermercado
El precio es la variable principal del consumidor al comprar alimentos
Publicado el Mon 12 Jun, 2017
por Damarisse Martínez, CSO de Neo Communications

Radiografía del Consumidor revela un resurgir del supermercado

 

Los retos económicos, una mayor conciencia sobre la salud y la influencia de la tecnología son aspectos que están modificando los hábitos de los consumidores llevándolos devuelta al supermercado, según concluyó el estudio Radiografía del Consumidor, que realiza la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) por los pasados 25 años.  Estos datos fueron presentados como parte del programa de la Convención anual de la entidad, ante una audiencia de aproximadamente 1,500 personas.

Freddie Hernández, presidente del comité a cargo del estudio, indicó que el consumidor está buscando economía y valor, armándose con todo tipo de herramientas, cada vez más tecnológicas e influenciada por factores externos como la salud.  Esto implica que, aunque el precio es lo fundamental para determinar qué y dónde comprar, la calidad y la frescura de los alimentos siguen siendo elementos importantes en su decisión de compra.

Economía

El estudio, liderado por la firma Ipsos, encontró un aumento significativo interanual, de 6 a 29 por ciento, de los consumidores que compran estrictamente lo necesario, acción que provoca un incremento en las visitas mensuales al supermercado que ahora se encuentra en 5.17 visitas al mes.  Aunque el gasto por visita se mantuvo, el incremento en visitas provoca un mayor gasto agregado mensual por primera vez en los pasados 6 años, de $406 a $458 en el 2017.  Pero cuando miramos exclusivamente el canal del supermercado el aumento fue de $236.15 a $261.71 en el 2017 lo que representa un 11% de aumento.

Este dato se refuerza por el hallazgo de que más consumidores están moviéndose de canal a la hora de adquirir sus alimentos, reduciendo las visitas a farmacias para la compra de alimentos en un 30% e incrementando un 33% las personas que llevan alimentos al trabajo o lugar de estudio.

De la misma forma, las ofertas están influyendo en el menú que se prepara en el hogar.  Un 36% alega que ha modificado su menú motivado por los productos en ofertas. Un 28% aumentó la cantidad de consumo del producto en especial y un 15% aumentó la frecuencia de consumo del mismo.

Las categorías más atractivas para ofertas son los productos de limpieza con un 44% de preferencia, el arroz con un 41%, las frutas, vegetales, cereales y desayunos, con un 32% respectivamente, así como las carnes, aves, la comida enlatada y el aceite con un 25% cada uno. A estos les siguen, las bebidas alcohólicas, las pastas y meriendas con un 25% y 20% respectivamente.

Este año además, un 47% determinó en qué establecimiento comprar a base de los especiales publicados en el shopper y un 24% por los precios regulares, a diferencia de 2016, cuando solo un 32% y un 19% respectivamente lo hicieron.  El año pasado, la cercanía fue el factor determinante para elegir la tienda con un 49%.  Sin embargo, este año ese factor decisivo se redujo a un 42%.

Frescura y Calidad

A pesar de la importancia que tiene el precio para el consumidor, la frescura y la calidad no dejan de ser importantes.  En el renglón de las provisiones, el 52% determina a base de la oferta, pero un 43% y un 29% lo hace a base de la frescura y la calidad, respectivamente.  En las carnes, un 78% está motivado por la frescura y un 55% por la calidad. En la categoría de refrigerado, un 55% compra a base de la frescura y un 48% por calidad.  En el Deli, los productos frescos son buscados por un 48% y por la calidad un 34%.

Cupones y Tecnología

Los cupones de descuentos siguen siendo un método de ahorro importante para el público.  En los pueblos de Cayey y Arecibo llama la atención que un 85% de los agentes compradores emplea los cupones.  Sin embargo, Arecibo, Aguadilla y Mayagüez reflejaron la menor acogida con entre un 33% a un 44% de usuarios. 

De la muestra de encuestados, un 53% prefiere el cupón de descuento en formato impreso.  En cambio, los formatos digitales están aumentando su auge, lo que se evidencia cuando un 22% de los consumidores prefieren versiones digitales a través de aplicaciones u otras plataformas.

La tecnología está influyendo en el modo en que los consumidores compran y planifican su compra.  Si bien es cierto que el shopper sigue siendo la herramienta principal de consulta para los consumidores, este año, el estudio muestra que un 40% de estos están accediéndolo a través de la página web del establecimiento. El 38% lo hace mediante el uso de plataformas múltiples. A la hora de determinar a qué establecimiento ir, un 34% usa el shopper impreso y un 28% el digital. Sin embargo, para comparar precios, un 58% prefiere la versión digital y un 51% el impreso.

Los consumidores están cada vez más interesados en que los supermercados les faciliten las compras y le provean beneficios a través de la tecnología.  El 65.3% de los encuestados interesa obtener ofertas exclusivas, ventas y descuentos y el 63.9% desea recibir notificaciones de ofertas.  Mientras, el 33.2% interesa comprar online y recoger en la tienda y el 29.5% desea comprar online y que le entreguen en su hogar.  El 17.8% interesa afiliarse a un programa de lealtad. 

Salud como oportunidad

Uno de los aspectos que está motivando nuevos hábitos de consumo son las condiciones de salud que aquejan a una porción significativa de los puertorriqueños. Según el Colegio de Nutricionistas de Puerto Rico, el 50% de las condiciones de salud están atadas a la nutrición, razón por la cual, atribuyen que el promedio de gasto mensual de alimentos sea más alto para las personas que padecen ciertas condiciones.  A pesar de que el estudio refleja un gasto promedio mensual en el supermercado para este año de $261.71, para las personas que sufren artritis, se eleva a $333.71 y las que poseen intolerancia a la lactosa es de $293.88.

El 69% de las acciones tomadas por los consumidores para mejorar su salud están relacionadas a la alimentación. Además de aumentar su actividad física, el 26% aseguró aumentar el consumo de productos bajos en sodio y 24% en productos bajos en azúcar.  Mientras 35% lee más las especificaciones y tablas nutricionales en las etiquetas.

Un 45% de los encuestados padece de alta presión, 31% de diabetes, 21% de ansiedad, 17% de obesidad, 15% de insomnio o problemas para dormir, 18% de colesterol, 17 % de problemas de tiroides, 14% de enfermedades respiratorias y apnea del sueño.

A pesar de la importancia que evidencia tener la salud sobre las decisiones de los consumidores, un estudio de los shoppers, realizado por MIDA en un periodo de dos semanas en el mes de mayo, encontró que solo tres detallistas están empleando la circular como vehículo para comunicar los atributos de salud y solo uno rotula dentro de la tienda con información concerniente.

“La industria enfrenta nuevos y variados retos, pero también innumerables oportunidades.  Vemos a un consumidor que percibe al supermercado como alternativa de ahorros y de salud versus otros canales. Por ello, tenemos que agregar opciones saludables a precios asequibles, informar cada más al consumidor sobre los beneficios de los productos y recurrir a mayores herramientas tecnológicas para facilitarle la vida al consumidor”, indicó Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de MIDA.

“Nuevamente MIDA, a través de Radiografía del Consumidor y otros estudios, toma el liderado ofreciendo información relevante y útil para la industria de alimentos y demás sectores económicos y gubernamentales” concluyó Ricky Castro, presidente de MIDA

 

Contacto:

Damarisse Martínez

CSO

Neo Communications

787-562-4555

NUESTROS PATROCINADORES


Sitemap